Abogados Hipotecas Multidivisa Bilbao

Especialistas en la eliminación de Hipotecas Multidivisa

Apartado Derecho Bancario-Hipotecario

¿Es usted uno de los afectados por un préstamo multidivisa? ¡Contacte con nuestro bufete y le asesoraremos para su eliminación!

944 94 76 92¡ Solicite cita sin compromiso !

Especialistas en malas prácticas bancarias

Le representamos en todas las fases del proceso civil para declarar la nulidad parcial de las hipotecas multidivisa y recuperar el dinero pagado de más. Tenemos amplia experiencia en este asunto y le guiaremos por todas las instancias para que su reclamación resulte estimada. Le asesoramos en:

  • La reclamación y negociación extrajudicial del préstamo multidivisa.
  • La interposición de la demanda.
  • El juicio civil que se derivará de la misma.
  • Posibles recursos e instancias posteriores.
  • Transparencia y eficacia, rigor profesional, dedicación a nuestros clientes

Trabajamos para encontrar la mejor solución a la problemática de nuestros clientes

En numerosas ocasiones los tribunales han declarado nulas ciertas cláusulas de las hipotecas multidivisa, por considerarlas abusivas. Los bancos a menudo no han informado debidamente al cliente de lo que conlleva este tipo de hipotecas, que son productos financieros especulativos complejos de gran riesgo, y por este motivo se han declarado parcialmente nulas.

Esto no quiere decir que la hipoteca será nula, solo lo serán las cláusulas perjudiciales para el consumidor.

Dada la complejidad y el riego que puede suponer este tipo de productos para usted, le aconsejamos que se asesore por un especialista en productos bancarios. En nuestro Despacho le prestaremos la mejor asesoría jurídica y le ayudaremos a resolver su problemática.

Formulario de contacto

Las hipotecas multidivisa, un producto de alto riesgo

Existen dos formas de abrir una hipoteca: a interés fijo y a interés variable. Un préstamo a interés variable, al contrario que a interés fijo, tiene la peculiaridad de que los intereses a pagar por él dependerán del tipo de interés de cada año. Por lo tanto, la cantidad a pagar por ese préstamo podrá variar en gran medida.

En función de la situación económica del momento, el tipo de interés estará más alto o más bajo. Existen índices de referencia de tipos de interés para cada moneda (en Europa sería el Euríbor), referencias que utilizan los bancos para establecer el tipo de interés que pagaremos por los préstamos. Es decir, si el Euribor está alto, pagaremos más intereses por nuestros préstamos hipotecarios. El gobierno actualiza anualmente el tipo de interés, lo que se traduce en que la cantidad debida puede modificarse de un año a otro.

A raíz de la gran fuerza que el euro ha tenido en estos últimos años, se han abierto en Europa numerosas hipotecas multidivisa, con las que los europeos pretendían pagar menos dinero aprovechando el menor valor de otras monedas respecto a la nuestra.

La hipoteca multidivisa es un tipo de préstamo que permite el pago en otra divisa que no sea el Euro (Dólares, Yenes, Francos suizos etc.). La clave de esta cuestión reside en las diferencias en los tipos de interés (“los intereses”) de las distintas divisas del mundo y en el valor de unas monedas respecto a otras.

Ahora bien, abrir una hipoteca en una moneda que en ese momento tenga un tipo de interés bajo (y por lo tanto pagar menos por nuestra hipoteca) puede parecer tentador, pero no está exento de riesgos. Si la hipoteca se abre en yenes, también habrá que pagarla en yenes, por lo tanto, la cantidad que se deba dependerá por completo del valor del yen con respecto al euro. De esta manera, esta cantidad puede variar enormemente de un día para otro.

Si ya una hipoteca estándar lleva incorporados ciertos riesgos (ya que depende de las fluctuaciones del Euríbor), este riesgo se dispara en el caso de las hipotecas multidivisas, porque, además de lo mencionado, existe la posibilidad de que la divisa escogida se devalúe radicalmente con respecto al euro.

La parte positiva podría ser que fuera el euro el que se devaluase con respecto a la moneda elegida, pero, aun así, las ganancias serían limitadas, mientras que las pérdidas podrían ser infinitas.

Por lo tanto, al tratarse de una materia de gran riesgo y complejidad, solo se recomienda que elijan esta opción personas con gran capacidad para afrontar pérdidas considerables y aquellos que tengan un gran conocimiento del mercado financiero.